Enlaces Directorio y Calendario Laboral

desconocido.jpg

Cuando vivimos en una ciudad, es más difícil tener un espacio extra en nuestra vivienda para poner a secar nuestra ropa tras lavarla, como puede ser en un patio, una terraza o en un tendedero exterior. Ante esta situación, normalmente tendemos a dejarlas secar en el interior de nuestras viviendas, haciendo que ocupen una parte importante de alguna estancia.    

¿Conlleva alguna complicación secar la ropa dentro de la vivienda?

A menudo afirmamos que esto no tiene ninguna consecuencia, sin embargo, un estudio llevado a cabo en 2014 por el Centro Nacional de Aspergilosos de Manchester, concluyó que una carga de ropa recién sacada de la lavadora, contiene casi dos litros de agua. Al dejarla secar en espacios interiores, hace que la humedad se libere en el ambiente y aumente cerca de un 30%. 

Este incremento de humedad afecta sobre todo a niños, a personas mayores, con asma o con un sistema inmunitario débil, ya que con ello se crean las condiciones ambientales perfectas para la proliferación de hongos, moho y ácaros. Esta situación de alta humedad y ambiente templado, puede acabar desarrollando infecciones respiratorias (rinitis - asma), afecciones dermatológicas (epidermis), o dolencias musculares (artritis- artrosis).

También hay que considerar los resultados del estudio realizado por la Unidad de Investigación de Arquitectura Ambiental Mackintosh, de Glasgow, en Reino Unido, donde se concluyó que muchos hogares tienen niveles muy altos de humedad, siendo uno de los motivos principales el secado de ropa en interiores. 

Si no tiene otro remedio y tiene que tender la colada dentro de casa, recuerde ventilar continuamente, y si su casa sufre problemas de humedad, contacte lo antes posible con el equipo técnico de Humetek y solicite una valoración gratuita y son compromiso. Teléfono GRATUITO  900 221 042

VER COMPLETO

 

Buscar por palabras

Buscar en directorio empresas